Saltar al contenido

SOBRE MÍ

SOBRE MÍ

Me llamo Alex y puedo decir que soy experto en adaptarme al cambio, pero al cambio voluntario, no cambios que aparecen en la vida a los que tienes que adaptarte. Al revés. Detecto algo que no va bien en mi, me adapto y cambia mi vida manifestando una nueva etapa. Es posible que te hayas fijado que en tu vida se repiten etapas de estancamiento, rutina y apatía y posteriormente etapas de explosión máxima, creatividad y plenitud.
En la mayoría de estos casos el proceso es siempre el mismo: Estancamiento –> Lucidez (darse cuenta) –> Cambio (adaptación) –> Manifestación.
 
He vivido muchos procesos como este en mi vida, etapas de estancamiento y posteriores manifestaciones de empresas, parejas deseadas, casas idílicas, amistades… En referencia a esto, lo que más me ha ocupado/ofuscado en mi vida es el mundo del emprendimiento y lo que más me ha fascinado/transformado es el mundo de la consciencia (¡siendo consciente o no de ello!).
 
Puedo decir que he vivido varias vidas en esta vida. Te voy a contar algunos ejemplos sobre mí para que me conozcas mejor y entiendas en base a ejemplos concretos el proceso del que te hablo.

Vida 1

Hasta los 13 años yo era el niño rarito del cole. El que no jugaba a futbol, pasaba de las chicas, jugaba a ajedrez, sacaba buenas notas, iba a mi rollo y era el repelente y empollón de la clase. Estaba viviendo una etapa oscura, de estancamiento. Un día de verano, alrededor de los 13, me di cuenta que ese patrón de aislamiento y rechazo también se repetía con mi grupo de amigos del pueblo. Allí tuve el momento de lucidez. En ese momento decidí cambiar de vida y dejé ese grupo de amigos de un día al otro (el cambio). Ese gesto cambió ese verano por completo y el resto de mi vida (manifestación).
Al finalizar las vacaciones de verano, antes de empezar el cole me encontré, en la tienda donde comprábamos los libros, a un niño de la clase y le dije: «Ey ¿has visto? ¡nos toca juntos! ¿qué bien no?» y me soltó: «Qué mala suerte…». Yo venía con toda la felicidad y expansión del cambio generado durante el verano, y ese mensaje provocó en mi un shock que me entregó una revelación brutal: Ese niño no me estaba hablando a mi. Le hablaba al antiguo Alex. Me di cuenta incluso que ni me afectó, porque pude entender que él aún no sabía quien era este nuevo yo. Los meses siguientes fueron de silencio y observación. Sólo observaba, sin intervenir, pasando desapercibido. Gracias a esto aprendí a ver las dinámicas que se generaban entre las personas (en este caso mis amigos), y lo fácil que era ver las manipulaciones que se generaban.  En los años posteriores pasé de ser el niño rarito a tener muchos amigos.

Vida 2

4 años después empezó poco a poco un nuevo ciclo de estancamiento. Adolescencia, época heavy, rebeldía, etc… Empecé la universidad con ese personaje antiguo, caducado. Fue un período de acumulación, con una pareja con la que no estaba bien, un carrera que no quería hacer,… estaba sin rumbo siguiendo la corriente,… un día, en una de las asignaturas, tuve un «insight» muy potente sobre la creatividad que me petó la cabeza, y de nuevo, revolucionó todo mi mundo interior y me llevó a adaptarme a mi nuevo futuro yo. Dejé la relación, me corté el pelo (muuuy largo por cierto), cambié mi ropa, … y empezó una época gloriosa, expansiva y de máxima manifestación. Con 22 años monté mi primera empresa. Emprendí varias empresas en paralelo a los estudios, nueva pareja deseada, muchas amistades, en general… vida ideal.

Vida 3

De nuevo empieza un nuevo ciclo de estancamiento. A los 30 años ya tenía 7 empresas, alguna con 30 trabajadores, una de Realidad Virtual en Dubai, casado, hipoteca :-D, etc… pero de nuevo, todo estancado. Falta de fluidez en mis empresas, en la pareja, amistades, realización personal, … Y como es la vida que aparece una persona que me regala un libro de Eckhart Tolle (Un nuevo mundo ahora). Ese libro lo cambió todo. Le dio sentido a lo que venía viviendo toda mi vida. Ese fue el momento de lucidez. A partir de aquí vino el cambio que culminó a mis 35 años. Cerré todas las empresas, me divorcié, y con una mano delante y otra detrás, empecé de nuevo desde 0. Me formé en varias terapias, y empezó un nuevo ciclo glorioso, nueva pareja, nuevo círculo de amigos, y trabajando en el mundo del crecimiento personal. Durante 8 años me dediqué a acompañar a profesionales del mundo de las terapias a emprender y superar sus miedos. Fue un nuevo período de manifestación, abundancia y plenitud brutales.

Vida 4

Pero de nuevo empieza un ciclo de estancamiento. A finales de 2021 con la empresa a tope, miles de alumnos y muy atareado, detecto que algo no va bien en mi. Detecto el patrón. Decido parar e ir a un retiro de Joe Dispenza. Ese parón de nuevo me conecta con mi nuevo yo y me obliga a adaptarme o morir. Así que adaptación, cierro el proyecto de emprendimiento para terapeutas y empieza una nueva etapa con Haz Que Suceda.

Todo esto para contarte 2 cosas:

1- La vida es un ciclo! Como una rueda que da vueltas.
2- Permítelo. Observa el movimiento de la rueda y permítelo.
 
La manifestación se asoma detrás del cambio.
 
Alex